8 Tips para entender el feminismo

8 Tips para entender el feminismo
El día 8 se celebra el Día Internacional de la Mujer, antes conocido como Día Internacional de la Mujer Trabajadora, por suerte le cambiaron el nombre, debieron darse cuenta de que la mujer trabajadora, siempre había sido, aunque en el ámbito privado, en el de los cuidados, ese que es un pilar de nuestra sociedad pero que nadie valora lo suficiente.

Desde 2017 vemos como este día cobra una real importancia, miles de mujeres nos movilizamos el 8 de Marzo para pedir IGUALDAD, que cese la discriminación y la violencia hacia nuestro género. 

Es agotador, tener que escuchar el discurso de algunos sectores y de los #notallmen decir que la igualdad ya existe, que no hay diferencias de trato, y que todos los hombres no son iguales...con ellos no sirven propuestas concretas para lograr equidad, porque no son capaces de ver el problema. Con ellos el trabajo debe empezar desde más atrás, en la visibilización.

Así que como creo que el Feminismo es una corriente colaborativa; @potoppitta, @rockxio y yo queremos aportar unos consejos que creamos con intención de poner las gafas violetas, es decir, hacer conscientes a cuantas más personas mejor, de las situaciones injustas que se sufren sólo por el hecho de ser mujer. Ninguna de las 3 somos referentes en el movimiento, pero si que somos mujeres y madres que vivimos en primera persona y en nuestro entorno cercano, situaciones machistas en las que la víctima...¡si víctima! ni siquiera es consciente. 

Hace unos meses lanzamos @Femiamazing una cuenta de instagram para denunciar los casos de machismo normalizado que nos íbamos encontrando, pero la pandemia arrasó con la cuenta, que se ha quedado en "barbecho", y con nuestro tiempo para el ocio personal que queda totalmente reducido por la falta de políticas de conciliación.

Pero a pesar de todas las dificultades aquí seguimos, y os compartimos nuestros "8 Tips para entender el feminismo"




1. A tu madre también la ampara el feminismo


Mira a tu alrededor encontrarás sorpresas ¿Se reparte el peso del hogar, el cuidado o la organización de la misma forma? Seguramente alguien de género femenino está asumiendo esas tareas y, lo peor de todo es que la mayoría, son invisibles a tus ojos.

Si los roles están demasiado interiorizados para cambiarlos, por lo menos, identifícalos y agradece. Para que lo veas claro… si está haciendo algo que podrías hacer tú, y no le estás pagando; TE ESTÁ SIRVIENDO.




2. Borra lo de "Él ayuda"


Cambia el discurso, con esa frase se asume que el trabajo es de ella y él está siendo buenísimo porque colabora. El trabajo es de los dos y para ser JUSTO, no buenísimo, solo JUSTO, debería repartirse al 50%.




3. Desmonta el timo de "A ella se le da mejor"


No, las mujeres no tienen una predisposición especial por la limpieza, la cocina o el cuidado, todo se aprende observando y practicando, seguramente ella haya tenido juguetes que ya con 2 o 3 años le inducían a asumir estos roles, aunque sus intereses fueran otros




4. "Las mujeres son las más machistas" es una afirmación ofensiva


Esas mujeres son víctimas de una sociedad que ha hecho creer que no merecen lo mismo que un hombre. Ninguna mujer nace con deseos de ceder todos sus derechos y someterse perpetúan un comportamiento aprendido que las coloca como seres inferiores.




5. Los piropos, de desconocidos, son siempre machistas


Que un desconocido te interrumpa y lance una frase sobre tu físico, con suerte medianamente decorosa, lo convierte en figura de autoridad, tiene derecho a decir lo que le parezca SOBRE TI, aunque te moleste.




6. Seas del sexo que seas, eres machista


Hemos crecido en una sociedad patriarcal, es prácticamente imposible que no caigamos en conductas machistas, lo importante es identificar estas conductas y poder corregirlas.




7. No la llames guarra, quedas muy mal


Es un insulto que dice más de ti, que de ella. Tu falta de empatía y de miras, impide que entiendas otros comportamientos distintos al tuyo. Respeta y no descalifiques.


8. Elige bien las batallas


El feminismo, todavía, necesita lucha, pero hacerlo todo el tiempo y en entornos “adversos” es muy 
cansado. Dedica tus fuerzas a hacerlo cuando, como mínimo, tus argumentos vayan a ser escuchados.



  

Publicado por Laura Pérez Osorio

Etiqueta

No hay comentarios


Lo que otros han dicho de este post

Pues a mi me parece que: