Hablar en Titulares

Hablar en Titulares
Imagen Freepik

Hace algún tiempo me pidieron un post sobre la realidad después de la carrera para UMMA MAG, un blog que llevaban alumnos de Publicidad y RR.PP, lamentablemente el blog ya no está disponible, así que he rescatado el post, le he dado un lavado de cara y lo pongo a vuestra disposición.

Va dirigido a todos los que se dedicarán a la comunicación sobre el panorama que os váis a encontrar al terminar vuestra formación y cómo podéis ayudar a hacer del mundo un lugar mejor.

 Los que estudiamos publicidad, periodismo o comunicación además de adquirir los conocimientos de la profesión (técnicas y teorías), aprendemos fuera y dentro de las asignaturas a comunicarnos; a trasladar un mensaje de forma entendible, si conseguimos que lo recuerden es que los habremos emocionado de alguna manera.

Nos convertimos en contadores PROFESIONALES de historias.

Las empresas os pagarán por llevar su comunicación, esto parece una obviedad y fácil pero ya veréis...pocas veces coincide lo que la empresa es y/o hace con lo que la empresa quiere comunicar que es y/o hace. Algunas veces, la empresa, será incluso lo contrario a lo lo que quiere que el usuario perciba de sus servicios, productos o equipo... Afortunadamente existen organismos reguladores como Autocontrol que ponen freno a cualquier publicidad que no sea “veraz, legal, honesta y leal...”. Dentro de estas limitaciones, los profesionales de la comunicación tenemos la labor de encontrar y realzar hasta lo indecible cualquier bondad o beneficio de la marca para el consumidor y poner en letrita pequeña a toda velocidad leída con una voz en off con boquita de piñón la parte menos bonita.

También os encontraréis montones de veces con proyectos en los que nos os paguen pero en los que merezca la pena trabajar para coger experiencia, aquí es donde tenéis que poner la visión comercial, ver si el esfuerzo va a merecer la pena u os están contando la milonga del “reconocimiento social” como en algunos Concursos de Marca en los que prometen lanzarte al estrellato si ganas, pero en los que te acabas conformando con un besito en la frente. O el temido Logo amigo en el que alguien cercano necesita un favor y lo más que te da de briefing es un “necesito un logo para...” y al final se convierte en un maremágnum de cambios sin sentido ya que el “cliente” no entiende el proceso de análisis y descarte previo.

Por otra parte existen causas sociales en las que no tendrás un beneficio económico pero que os entusiasmarán (ya sea por liberación, experimentación o convicción social), y es que en nuestra profesión estamos jugando ¡con el cuarto poder ni más ni menos! y como decía Ben Parker “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Como expertos en comunicación tenemos la obligación de colaborar en los movimientos sociales con los que nos sentimos identificados. Bien sea para protestar por casos de corrupción, conseguir un parque para vuestro barrio o fondos para erradicar al mejillón cebra de los pantanos del Mequinenza.

No estoy hablando de trabajar gratis siempre, pero al igual que los médicos, policías y demás prestan ayuda en momentos de urgencia sin pasar la factura después, nosotros podemos dedicar nuestro esfuerzo a las causas en las que creamos.

Podéis observar, principalmente, en los “informativos” testimonios de ciudadanos que frente a algún acontecimiento sueltan una parrafada desordenada en la que no destacan nada y son los medios los que cortando de aquí y allá, según su ideología dan sentido a la historia, por eso a la hora de enfrentarse los medios...

Hay que tener clara la idea que se quiere transmitir y HABLAR EN TITULARES.

Con esto me refiero a que la información es objetiva, pero la comunicación no, depende del emisor y del receptor hay que evitar cualquier ambigüedad, creando mensajes claros que no permitan manipulaciones.

Está claro que no podemos exigir ese nivel de síntesis a todo el mundo, para eso estamos nosotros para darles voz, ayudarles (y ayudarnos) con su comunicación y llamar la atención de los medios.

Sabemos bien cómo encontrar la parte vendible de la noticia y con quién contactar. Un titular, información clara, un interlocutor para el medio abierto a cualquier consulta y un buen kit de prensa son los primeros pasos para hacernos oír. (os explicaré cómo hacerlo en otro post.)

Después de este discurso de responsabilidad social os quiero presentar a Voces con Futura un proyecto que resume lo que os contaba, una web surgida a partir del 15M en la que los diseñadores suben carteles de reivindicaciones y protesta, de calidad profesional, lo ponen a disposición de cualquiera de forma anónima y gratuita. Ejemplos como este ayudan a crear una sociedad mejor para todos, así que os invito a participar en lo que creáis, es en vuestro propio beneficio.



Publicado por Unknown

Etiqueta

No hay comentarios


Lo que otros han dicho de este post

Pues a mi me parece que: